Testimonio Julie Kershenovich (México)

Era el año 1999, el segundo año de funcionamiento del centro de aprendizaje computarizado para la enseñanza de inglés (CLL) que dirigía en un colegio donde trabajaba, cuando  recibí la visita de un educador argentino que eventualmente fue contratado como  Director  General del colegio.

Al asumir funciones como Director, me mandó a llamar a su oficina. Tras reconocer el  trabajo que se realizaba en el centro y la propuesta innovadora que se había desarrollado enél, me invitó aliderar un  proyecto de cambio en el modelo pedagógico de la escuela  primaria, que venía funcionando ya en varios colegios en Buenos Aires y en la Provincia.  La propuesta consistía en instalar los principios de la Instrucción Diferenciada en toda la  sección escolar.  A pesar de tener  en  el CLLvariedad de actividades, que apelaban a las  Inteligencias Múltiples y que ofrecían a los alumnos laposibilidad de elegir en qué enfocarse durante  la clase, esta era la primera vez que escuchaba el termino de instrucción diferenciada.

¿Cómo iba yo a liderar una propuesta pedagogíca que desconocía? Inicié un programa de  imersión intensiva cuyo objetivo era proporcionarme las bases necesarias para poder  iniciar la capacitación del equipo docente  en cuestión y con ella el proceso de cambio.  Una amplia bibliografía a revisar, estancias  internacionales visitando aulas heterogéneas, seguimiento con mentoras especializadas y colaboración con colegas de otros paises,  fueron la clave que permitió el tránsito entre la teoría y la práctica o de la práctica a la  fundamentación teórica.

Durante  cinco años consecutivos el trabajo fue intenso, las resistencias y los desafíos  múltiples yel cambio paulatino.  En retrospectiva, pienso que la oportunidad de  acompañar a los docentes de este segmento escolar, en este proceso de cambio, ha sido  la experiencia de mayor impacto en mi carrera docente. Encarar los desafíos que conlleva transformar el aprendizaje en el aula en unaexperiencia significativa para todos los  alumnos, reconocer que todos tienenel potencial paraaprender,  que lo hacen de manera  diferenciada y, que es necesario planear de manera que respondamos a esta realidad, fue el parteaguas que llevó a conocer y adoptar también el modelode la enseñanza para la  comprensión y entender que aunque la educación tradicional se arraigó por demasiado  tiempo en la sociedad, la necesidad de cambio dejó de ser algo deseable para convertirse en unimperativo que demanda un nuevo dinamismo y obliga a una oferta signficativa,  diferenciada y acorde a las nuevas realidades que el el siglo XXI nos presenta.

 

Deja un comentario